De Vermont a la Habana otra vez: Basanta, la radio, el jazz cubano

por Dazra Novak

Queridos amigos y amigas en los 5 continentes.

Esta animada conversacion convertida en entrevista por DAZRA NOVAK en su BLOG CUBAHORA en LA HABANA, CUBA me lleno de mucha satisfaccion. El encuentro tuvo lugar en la casa de mi tia Caridad y de mi prima Maria  en LA CEIBA barrio habanero donde vivi hasta los 9 años.

Fue  en Enero de 2015,  durante mi visita a mi ciudad encantada para celebrar mi cumpleaños 60 con mi hermano CARLOS ALBERTO  mis familiares antes mencionadas y un millon de amigos.

Cuando regrese a Vermont en Enero 18,  mis amigos ya se habian comunicado y fue EZEQUIEL nuestro gran hermano de la Secundaria “Conrado Duanny” en Marianao quien le dijo a Ricardo Matienzo y a Pedrito Cabrera en New Jersey, acerca de esta entrevista.

Carlos El Hueso la envio hace varios dias a  JAZZ MESTiZO y me hizo sentir feliz;  y dias mas tarde, HOY me entraron ganas de publicarla en mi propio BLOG.

No lo sientan como una petulancia,  pero verdaderamente me hizo sentir util a la musica,  a CUBA y a  los musicos que admire desde niño.

Gracias a LA HABANA por tener siempre sus brazos abiertos y extendidos. Ahora disfruten.

TB

Tony Basanta es uno de los más grandes impulsores de la cultura cubana.

 (Dazra Novak / Cubahora)

Tony Basanta nació en La Habana, en Puentes Grandes, y crecio en el barrio de la Ceiba, pero vivió su niñez en Marianao. Estudió Inglés en el Pedagógico y ejercició como profesor de esa lengua durante veinte años. En el año 89,  le invitan a trabajar en la radio y así empieza, en Radio Metropolitana, una vida de trabajo en un medio que también lo llevaría a ser un apasionado promotor de la música cubana y, sobre todo,  del jazz.

Este cubano es lo que llamamos un hombre entusiasta, gran conversador y con un amplio conocimiento de nuestras sonoridades. Me muestra algunos de sus programas de televisión, habla de discos que no puedo dejar de escuchar y nuevos y talentosos músicos que ha encontrado a su regreso a Cuba y que ha visto en el mundo entero. Me habla de sus programas radiales en Uruguay, Argentina y luego en Vermont, programas donde la música cubana siempre está presente.

D.N. :  ¿También hizo locución, o solamente dirigió programas?

T.B. : “Yo hice dirección, guión, conducción. A veces usaba un locutor, pero generalmente tenía que hacer también la producción musical, el guión y la dirección. La edición era con una gran amiga que se llama Mónica, con ella aprendí mucho en esos primeros tiempos en Radio Metropolitana, antes de pasar a Radio Rebelde, de asistente de Ismael Renzoli en un programa que se llamaba TE PROPONGO  donde la locutora era Eva Leticia.”

“Recuerdo que Magaly García Moré, quien era la subdirectora de Radio Rebelde en los 90s, me dio la posibilidad de dirigir   Super Joven y La cita, este último un programa de poesía, donde yo sacaba muchos poemas de autores cubanos que encontraba en los catálogos de Revolución y Cultura. Yo musicalizaba los poemas con canciones que tuvieran que ver con los versos.”

“Después fui a Uruguay, estuve seis meses en Montevideo, que fue Capital Cultural Iberoamericana 1996. Allí trabajé en la radio Alfa FM Stereo, y en CX30 Radio Nacional Uruguaya, en un programa que se llamaba Con Cuba en el corazón Cuando regresé empecé a trabajar en Cadena Habana, escribí para la página web de la CMBF. Entre el 97 y el 2005 hice más de 600 producciones discográficas con la Egrem, fundamentalmente.”

D.N. : ¿Entonces la formación musical fue empírica? ¿De oído, de estudio, algo directo con la música?

T.B. : “Sí, y leyendo mucho. También estuve casado con una pianista unos ochos años, y eso me ayudó a conocer a los artistas que hoy son estrellas, por ejemplo, Ernán López Nussa, la familia López Nussa, Gonzalito Rubalcava, Roberto Vizcaíno, que es el padre de una de las cantantes de  Sexto Sentido. Y eso me ayudó mucho.”

“Hice algunas cosas con el sello Art Color, como el disco del Dúo Confluencia, Cien años de Lecuona, que discutió con la Camerata Romeu y Rey Guerra el premio Egrem cuando aun no existía Cubadisco, estamos hablando de hace más de diez o quince años. Yo hice la coordinación del proyecto, hasta ese momento nunca se había hecho un disco con la música de Lecuona para la guitarra. Fue un proceso largo, donde tuve la suerte de contar con mi amigo César Cabanas, editor en Radio Rebelde.”

“También trabajé en Radio Progreso, en el programa Cuba y su música, que era los domingos. En Cadena Habana hice un programa que se llamaba Flor y canto de América, donde traté de abrir fronteras en cuanto a conceptos de la música latinoamericana, le dedicaba, por ejemplo, un programa a Manzanero. Después hice algunos programas de televisión, hasta que me fui a Vermont.”

“En la Universidad de Vermont hice radio también, entre el 2007 y el 2009. Y luego me trasladé a una emisora comunitaria que se llama THE RADIATOR  Big Heavy World, una emisora que tambien transmite online. Ahí hice un programa al que llamé Sabroso guarapo, porque tiene que ver con la caña de azúcar,  la sabrosura de la música y porque es un son montuno que a mí me ha gustado mucho desde que era niño, escrito por Marcos Perdomo, cantante de la Orquesta Sublime, La Pachanguera de Cuba.”

“Era un tema muy famoso en las victrolas cubanas antes del 69 y un proyecto que yo siempre quise hacer con la Egrem, con la música de Marcos Perdomo padre. En ese programa yo hago una mezcla del jazz afrocubano, con la canción americana y el filin cubano, y termino con la música bailable del continente entero.”

D.N. :  ¿Ha encontrado algo nuevo a su regreso, algo le sorprendió?

T.B. : “Me sorprendió la organización del Festival de Jazz. Me dio mucha alegría que cerraran con orquestas bailables, por ejemplo, Klímax.

Ayer hice Disco fiesta en vivo, Enciclopedia, y después el Jueves de la UNEAC. Todo lo que estaba en Disco fiesta me gustó, estaba Bamboleo con cosas buenas, Havana D´primera con cosas que yo no conocía, oí una banda que se llama Habana con clave. Y muchos grupos, por ejemplo, Los Ángeles, que no están dentro de mi estética, pero me encantó lo que hacen. También me gusta mucho el grupo de Yissi García, la baterista.”

D.N. : “Evidentemente los espacios donde ha trabajado le han acercado a la música cubana, pero yo advierto que hay una pasión por el jazz.

T.B. : “Sí, en realidad, yo tuve la suerte, y esto va por la familia por parte de padre, de que mi papá tenía ocho victrolas. Tenía un tío al que le faltaba una pierna y yo desde chiquitico lo acompañaba a cambiar los discos en las victrolas. En mi casa había sacos de discos de 45 revoluciones por minuto, donde lo mismo te encontrabas un cantante mexicano que un cantante de Ecuador.”

“Desde que yo tenía cinco años empecé a escuchar toda aquella música y el jazz vino como diciendo, mira, esto también es música. A mi mamá le gustaban muchos los pianistas, los combos muy cubanos, pero con el Swing Americano,  las guitarras eléctricas y demás, los Conjuntos, por ejemplo, los boleros, metían una introducción de Swing. Ahora la Timba empieza por aquí y termina aquí mismo, antes no, antes había una introducción, un intermedio, un puente.”

“Y sobre todo las películas, el cine argentino, el americano, esa música la grabé. Mi mamá escuchaba mucho la COCO, los programas de Vicentico Valdés, Los Cinco Latinos, El hogar del tango. Yo de niño, viendo la película de Carlos Gardel, con Hugo del Carril, me pasé meses echando una peseta en las victrolas y ponía seis canciones. Cuando iba a Guanabo a casa de la familia mi papá decía, ¡ah, ahí va a poner tango! Mi papá era fanático a Nat King Cole y a Glenn Miller. La verdad no estudié música porque nadie me llevó a hacer una prueba en el conservatorio.”

D.N. : Si yo le pidiera una palabra para evocar lo que le hace sentir el jazz, ¿qué palabra sería?

T.B. : “Me gustaría llamarle interacción, porque cuando ves a los músicos tocar, sientes esa conexión. Juan Antonio Leyva, un amigo compositor, me decía, podemos traer a un chino, un rumano, un griego y hasta un hombre de Alaska y se ponen a tocar y no tienen que hablar el mismo idioma, pueden estar tocando diez días sin dirigirse la palabra, pero se están comunicando.

Toni Basanta cuenta de su trayectoria como director de programas de radio, crítico de jazz y promotor cultural…Toni Basanta en la Ceiba 2014 -15

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s